Letras c, s, z

 

Letra C

 

Se escribe c en su representación de fonema oclusivo velar sordo ante a, o, u, ante consonante y en posición final de sílaba o de palabra como sucede en: clima, vivac, acné. También se escribe c en su representación de fonema fricativo interdental sordo ante las vocales e, i, como en: cebo, cifra.

 

Se escriben con c:

 

Orientación de uso

Ejemplos

Excepciones

El grupo -cc-. En posición final de sílaba ante el sonido fricativo interdental sordo, la pronunciación de la letra c tiende a perderse en algunas hablas dialectales o descuidadas, confluyendo entonces las terminaciones -ción y -cción, lo que origina errores ortográficos. Por regla general, se escribe -cc- cuando en alguna palabra de la familia léxica aparezca el grupo -ct-.

 

Adicción (por relación con adicto), reducción (con reducto), dirección (con director).

 

 

 

Hay, sin embargo, palabras que se escriben con -cc- a pesar de no tener ninguna palabra de su familia léxica con el grupo -ct-.

 

 

Succión, cocción, confección, fricción.

 

 

Otros muchas palabras de este grupo, que no tienen -ct- sino -t- en su familia léxica, se escriben con una sola c.

 

Discreción (por relación con discreto), secreción (con secreto), relación (con relato).

 

 

 

Se escriben con c las palabras que tienen el sonido oclusivo velar sordo de “cama” y “cosa” al final de palabra.

 

Frac, vivac, cinc.

 

Amok, anorak, bock, yak, cok, cuark o quark y volapuk.

 

 

 

Se escriben con s:

 

Nota:

 

El uso de la s no aparece en Ortografía de la Lengua Española de la Real Academia Española; sin embargo, se considera importante su inclusión en este sitio.

 

 

Orientación de uso

Ejemplos

 

Los superlativos que terminan en -ísimo,

-ísima.

 

 

Buenísimo, buenísima, fidelísimo, completísimo.

 

Los numerales terminados en -ésimo, -ésima.

 

 

Vigésimo, trigésimo, quincuagésimo.

 

 

Los adjetivos terminados en -oso, -osa.

 

 

Mimoso, graciosa, primoroso, ostentosa, hermosa, tortuoso, fastuoso.

 

 

El final de la mayoría de las palabras llanas o graves y esdrújulas terminadas en -sis.

 

 

Síntesis, análisis, crisis, tesis.

 

Los sustantivos y adjetivos agudos  terminados en -és.

 

Cortés, piamontés, marqués, vienés, inglés.

 

 

Las palabras terminadas en -sión cuando derivan de  otras  terminadas  en  -so, -sor,  -sorio,  -sivo,   -sible.

 

 

División, extensión, profesión, repulsión, represión.

 

Los gentilicios terminados en -ense.

 

Bonaerense, costarricense, estadounidense, nicaragüense.

 

 

Los adjetivos terminados en -sivo, -siva.

 

Pasivo, comprensivo, extensiva, sorpresivo, explosivo.

 

 

 

Se escriben con z:

 

Orientación de uso

Ejemplos

Excepciones

 

Se escriben con -zc- la primera persona del singular del presente de indicativo y todo el presente de subjuntivo de los verbos irregulares terminados en -acer (menos hacer y sus derivados), -ecer, -ocer, (menos cocer y sus derivados) y -ucir.

 

 

Nazco, abastezco, reconozcamos, produzca.

 

 

Hacer y sus derivados.

Cocer y sus derivados.

 

Se escribe con -z final las palabras cuyo plural termina en -ces.

 

Vejez/vejeces.

Luz/luces.

Lombriz/lombrices.

 

 

 

 

Ejercicio. Uso de la c, la s y la z.

Después de revisar las Orientación de usos del uso de la c, s y z, realiza el siguiente ejercicio:

 

Hay que reconocer que es la ené_ima vez que te lo digo.

La perdiz  comió unas lombri__.

Juan tomó la de_i_ión de ser andaluz.

Siempre de__ide lo que ha__e  el capataz

Nosotros no   cono__emos  las   conce__uen__ias  de lo que hacemos cada día.

La adic__ión al cigarrillo es mortal.

La ira genera fric__iones.

Con ese antifaz  no me   recono_co.

La veje__  es la plenitud de la vida.

 

Autoevaluación

 

Hay que reconocer que es la enésima vez que te lo digo.

La perdiz comió unas lombrices.

Juan tomó la decisión de ser andaluz.

Siempre decide lo que hace el capataz.

Nosotros no conocemos las consecuencias de lo que hacemos cada día.

La adicción al cigarrillo es mortal.

La ira genera fricciones.

Con ese antifaz no me reconozco.

La vejez es la plenitud de la vida.